jueves, 6 de noviembre de 2014

Escucha mi historia (I)

 "Tienes todos los espacios inundados de tu ausencia, inundados de silencio."
Maná


Todos abandonan lentamente la casa. “Que desgracia”. “Con lo joven que era”. “¿Qué se podía hacer?”
Sus lamentos aún resuenan en mis oídos, como un disco rayado al que no puedo parar. El último invitado me abraza con fuerza y me susurra:

-Debes ser fuerte, pequeña mía. La vida sigue.

Antes de poder contestarle, ha abandonado la estancia y cierra la puerta tras de sí.

Ahora me he quedado sola.

Pero aún te siento conmigo, como si no te hubieses ido, pero desafortunadamente te has marchado, para siempre.

Tienes todos los espacios inundados de tu ausencia, inundados de silencio. 

Lo que daría por escuchar de nuevo tu voz al otro lado de la casa, cantando viejas canciones, de esas que ya nunca ponen en la radio.

Pero no escucho nada, solo mi entrecortada respiración y el repiqueteo del agua en la ventana. Imito a la lluvia y una lágrima recorre mi mejilla, hasta estrellarse sordamente en el suelo.

La vida es injusta para los que están enamorados.

 

Esta es la primera entrega que hago de la Iniciativa Escucha mi Historia del blog Lo Pequeño es Grande día a día, en la que a partir de una pequeña frase que ella nos ofrece y a partir de ella, debemos sacar un pequeño texto.

Espero que os haya gustado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios dan vida a este blog. Anímate a contarme que te ha parecido la entrada.

No está permitido el Spam y los comentarios ofensivos. Serán borrados de inmediato.