sábado, 30 de julio de 2016

"Stranger Things", un sabor terroríficamente ochentero

"Stranger Things" es una de estas series, que con tan solo 8 capítulos te tiene con el corazón en la garganta, sin poder esperar a ver que más ocurre a continuación. Describirla sería como decir que se mezclara a los Goonies y una novela de Stephen King en una batidora para ver que sale. Aunque parezca una bastante cosa rara y sin mucho sentido, los gemelos Matt y Ross Duffer han conseguido moldear esta mezcla y crear algo épico.

Si no sabéis de que serie os hablo es probable que hayáis estado metidos bajo una piedra este último mes, porque ha arrasado allá por donde iba. Y como yo acabo de terminarla hace apenas unos días y el cuerpo me pide que lo comparta, hoy os dejo esta reseña, donde trataré de contaros todo lo que esta pasada de serie logra transmitir.


El 6 de noviembre de 1983, en un pueblecito de Indiana, Will Byers, un chico de 12 años, desaparece misteriosamente de camino a su casa sin dejar rastro. Todo el mundo comienza a buscarlo, su madre, su hermano mayor, el jefe de policía y hasta sus mejores amigos.
Entre tanto, una misteriosa niña de pelo rapado aparece en mitad del bosque.
Todos acabarán envueltos en una extraña trama, donde algo monstruoso comenzará también a acechar...


Cuando una serie se hace con mucho amor, se nota. El cuidado de los detalles, la elección de los escenarios, de que escenas se usarán en el montaje... Todo influye para tener finalmente un producto digno de verse en la pequeña pantalla.

Lo primero que quiero recalcar es que esta serie es un homenaje maravilloso al cine de los 80'; sus caracterizaciones, el ritmo, la atmósfera... Todo. Tiene decenas de guiños y referencia a su cine, sus cómics, sus series y hasta su música, que hace que este viaje a la nostalgia de algunos sea mucho más entretenido. Jefferson Airplane y su White Rabbit y Heroes de David Bowie pero versionada por Peter Gabriel acompañan a dos de las mejores escenas de la serie y junto con Joy Division, Radiohead o The Clash, hacen que te vayas sumergiendo más y más en la trama.

Lo que empieza como un thriller policíaco, se va tornado poco a poco en uno sobrenatural, con la aparición de un personaje clave para la trama y un oscuro secreto que hará que la estabilidad de este pueblo esté en juego.

La trama es coral, y todos los personajes tienen un papel fundamental a medida que avanza la serie. Al ser una serie tan breve, no da mucho tiempo a mostrar una gran evolución, pero si la suficiente para descubrir que no son personajes planos, ya que a su ritmo y sin perder ninguno su hilo inicial, lo que ocurre a lo largo de la serie les va cambiando, para bien o para mal.

Por una parte tenemos a Once, una niña que aparece en mitad de la noche en el bosque. Es sin duda mi personaje preferido, silenciosa, enigmática y mucho más peligrosa de lo que puede parecer, con extraños poderes.. La relación que forja con Mike es preciosa, y bastante más realista de lo que me tienen acostumbrada las series de este genero. Se forja de forma gradual, consecuente a los hechos que pasan y las situaciones a las que se enfrentan. Por otra parte, tenemos a los amigos de Will, Mike, Lucas y Dustin. Estos serán los que encontrarán a Once y continuarán con la búsqueda de su amigo, cada uno con su propia opinión del comportamiento de la recién llegada.


La madre de Will, Joyce (interpretado por Wynnona Ryder) tiene un papel fundamental dentro de la historia, ya que será la que removerá cielo y tierra para encontrar la forma de llegar hasta su hijo. También entra en escena el sheriff del pueblo, Jim Hopper, un hombre atormentado por el pasado, pero dispuesto a todo para encontrar al niño. No esperaba encontrarme con un personaje como este cuando la empecé, ya que es uno de los que más cambios sufre a lo largo de la serie.

La historia no es muy complicada, pero según se acerca el final la trama se retuerce y hace que te lleves algún que otro susto. Lo mejor es que no pierde el ritmo en ningún momento, te mantiene enganchado y sabe de sobra donde poner los puntos más emocionantes para dejarte con ganas de más.

 
[CUIDADO, SPOILER] Uno de los puntos que más me gustó fue la facilidad con la que logran explicar algo tan complejo como el moverse a través de las realidades alternativas o paralelas que se habían creado a la llegada del monstruo. El comentario del profesor con el ejemplo del equilibrista y la pulga me maravilló. 

El factor nostalgia es uno de los mejores aliados de "Stranger Things", y ha sabido usarlo de manera inigualable. El toque al estilo de las grandes producciones de Spielberg de la época (Los Goonies, E.T....) es más que palpable, y los hermanos Duffer han logrado plasmarlo sin perder su esencia, actualizándolo y mejorándolo. En cambio, la inspiración de Stephen King se va dejando ver en los últimos capítulos.

Una de las cosas que más me ha gustado es ese final imperfecto (tranquilos, no haré spoilers); después de todo lo que ha ocurrido, de los hechos extraños que los personajes han experimentado, no todo ha quedado resuelto como suelen darnos a entender en algunas películas. Algo de esta envergadura deja secuelas, algunas de ellas nunca se van, y el último capítulo nos lo muestra sin necesidad de que se diga nada. Con sus gestos y sus acciones es más que suficiente para verlo.

Desde aquí, os animo a verla si no lo habéis hecho ya, porque, sinceramente, es de las mejores series que he visto en mucho tiempo. Breve pero memorable.



5 comentarios:

  1. Me gustó bastante, aunque no fue tanto como me habían dicho (que era genial, que te quedabas de piedra, que era super rayante, ect) y eso me atrajo porque a mí las "cosas raras" como que me vuelven loca. No sé si fue porque estoy acostumbrada a cosas raras (Carnivale es una de mis series favoritas y... EN FIN), pero me pareció predecible en su argumento. Eso sí, el aire ochentero y el grupo de niños me enamoraron. Siempre diré que, pese a haber nacido en el 89, mi infancia fueron los 80 gracias a mis hermanos mayores. Yo veía lo que ellos veían, y ellos consumían mucho cine/series de los 80, y claro, si has vivido eso Stranger Things te toca la patata pero mucho, mucho. A ver cómo hacen la segunda temporada.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Todo el mundo está hablando maravillas de esta serie, a ver si tengo posibilidad de verla porque con tu entrada ya se ha terminado de despertar mi apetito por ver cosas nuevas. Agradezco que hayas dedicado una entrada a la serie. Un abrazo fuerte desde Los delirios de Pandora

    ResponderEliminar
  3. A mi también me gustó bastante, pero me esperaba que fuera más... no sé... Como dice Laura Tejeda más arriba, no ha sido para tanto. Eso sí, la ambientación y los niños, genial. Y lo que comentas en el spoiler también es un detalle que me gustó mucho.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. A mi me ha encantado de principio a fin! Una serie increíble, de las que ya no se hacen. Para mi, una de las mejores del 2016. Es que no puedo ponerle pegas a nada, me ha encantado la historia principal, como lo han llevado, los personajes (todos!), la ambientación, la música, ese halo a lo Cthulhu, y el final. Espero que no se carguen esta magnífica serie con su segunda temporada, aunque tengo entendido que será otra historia diferente. "Chapó" por Netflix =D

    ResponderEliminar
  5. Hola, te leía hace bastante, y hace unos días volví a blogger. He escuchado muchísimo de esta serie y estoy impaciente por empezar a verla, es increíble la cantidad de personas que me la han recomendado, asi que ahí tengo un pendiente. Saludos!

    ResponderEliminar

Los comentarios dan vida a este blog. Anímate a contarme que te ha parecido la entrada.

No está permitido el Spam y los comentarios ofensivos. Serán borrados de inmediato.