lunes, 18 de abril de 2016

"Buenos Presagios" o como Neil conoció a Terry


Cuando me preguntan el porqué me gusto tanto este libro, siempre respondo que me enganchó por su historia. No se trata de una con grandes batallas, con un trasfondo complicado, llenas de seres extraños o parajes lejanos, como pudieran ser las obras de Tolkien o R.R. Martin, que por si solas son tremendamente épicos.

Te gana por ser algo sencillo y en ocasiones muy divertido, con personajes tan reales y al mismo tiempo tan extrabagantes, que llegas a imagirnar cruzártelos por la calle o en el autobús.
De la narrativa e imaginación de dos grandes escritores, tales como Neil Gailman y Terry Pratchett, obtenemos algo tan único como Buenos Presagios.

Título original: Good Omens
Autor/es: Neil Gailman, Terry Pratchett
Año de Publicación: 1990
Nº de páginas: 393
Saga: Autoconclusivo

 
En él nos cuentan la historia de Azirafel, un ángel bonachón y amante de los libros y Crowley, un demonio que adora la buena vida. Ambos viven en la Tierra bastante a gusto: el primero regentando una librería con ejemplares raros y antiguos y el segundo viajando sin grandes preocupaciones en su adorado Bentley, hasta que un día reciben la noticia del nacimiento del anticristo. Al ver que esto puede trastocar seriamente la tranquila vida que llevan, deciden tomar cartas en el asunto e intervenir para evitar el apocalipsis todo lo que traería consigo.
 
El punto fuerte de la novela es la naturalidad con la que se trata todo el asunto del fin del Mundo, como si alguien fuera a comprar el pan, lo cual hace una lectura muy amena y estrambótica que te saca más de una vez una buena sonrisa. También tiene casi vida propia, con banda sonora y todo (Queen está muy presente en estas páginas y a bordo del Bentley, ya lo aviso).

Otro punto destacable que da mucho juego a esta novela y la hace dinámica es que no solo se centra en el ángel y el demonio, si no que la acción se va moviendo por todos los personajes (que son unos cuantos) de la historia, cambiando la voz cantante a, por ejemplo, Adam, el supuesto anticristo, que no es más que un niño en un pueblo corriente junto con sus amigos sin preocupaciones, Newton Pulsifer, Anatema Device, los cuatro jinetes del Apocalipsis (que posee cada uno una introducción realmente genial) o Agnes la Chalada, autora de los presagios.

Este conjunto de puntos de vista conforma una historia muy completa que posee de todo, desde la religión, la amistad entre polos opuestos, critica social y un pequeño huequecito para el amor. Se nota mucho el estilo de ambos autores, que lograron compenetrarse de forma genial para dar vida a este libro.

Crowley y Adam fueron mis personajes preferidos. Crowley como el demonio que hace de vez en cuando alguna maldad para no perder la costumbre, pero que disfruta con las conversaciones de Azirafel, tomándose algo con él o dando una vuelta en su querido Bentley.

Adam como el supuesto Anticristo fue lo mejor de la novela, ya que sus partes eran narradas como un niño de su edad, con sus dudas y curiosidad por el mundo que lo rodea. Junto con sus amigos hace que algunas partes sean muy entretenidas, y si vives en España o conoces su historia, es muy probable que te lleves una sorpresa con este grupo.

Una de las pegas que le pongo a este libro, que la mismo tiempo es lo que hace dinámica la narración de la novela, es la INMENSA cantidad de puntos de vista que se abren. Prácticamente cada inicio de capítulo está puesto por un personaje diferente, lo que hace que al principio te tires de los pelos por descubrir de quién está hablando. La otra es lo largos que son los capítulos, que al ser una persona que deja de leer al acabarlos, tuve que resignarme y dejar algunos a la mitad.

Este fue el primer libro que leí de ambos autores y me dejó un buen sabor de boca. Gracias a él he descubierto a Neil Gailman y desde entonces me he aficionado a sus maravillosas novelas.

En resumen:

Una novela divertida, curiosa y muy recomendable si nunca has leído nada de estos dos grandes autores.
 

 
Neil Richard Gaiman (Portchester, Inglaterra, 10 de noviembre de 1960) es un autor inglés y escritor de fantasía. Activo desde 1980, ha escrito obras tan conocidas como la serie de novelas gráficas de Sandman o El libro del Cementerio Stardust, American Gods, Coraline, Buenos Presagios...

Además es el autor de varios guiones de las películas basadas en sus escritos y de algunas series de ficción, tales como Doctor Who. Entre los numerosos premios que se le han concedido están el World Fantasy, el Locus, el Hugo, el Nebula y el Bram Stoker. ...




 
 
Terence David John "Terry" Pratchett, (Beaconsfield, 28 de abril de 1948 - Broad Chalke, 12 de marzo de 2015) fue un escritor británico de fantasía y ciencia ficción. Además de haber escrito novelas juveniles o relatos cortos, ha colaborado en la redacción de guiones para las adaptaciones televisivas de sus novelas. Sus obras más conocidas corresponden a la serie de Mundodisco.

Con más de 70 millones de libros vendidos en 37 idiomas, es el segundo autor británico de ficción con más ventas.






3 comentarios:

  1. Maravillosa reseña, Lena!!! De Pratchett aún no me he leído nada pero tengo debilidad por Gaiman, así que tengo que hacerme con este libro después de leer tu opinión :D


    Besos de colores y muy feliz semana, guapi!

    ResponderEliminar
  2. Gaiman es genial, así que no descartaría echarle un tiento después de tu opinión. Sinceramente lo desconocía, pero me ha resultado llamativo. Tomo nota.

    ¡Un besazo hermosa!

    ResponderEliminar
  3. Ains, me lo regalaron en mi cumple, lo empecé y por unas cosas y otras lo tuve que dejar. Pero siempre digo que quiero retomarlo porque lo poco que leí me estaba encantando. Cada vez que leí el nombre de Crowley me acordaba del de Supernatural *o* y mis ganas de leer van en aumento!
    Tengo que retomarlo pronto, ahora me has dado mucho hype XD

    ResponderEliminar

Los comentarios dan vida a este blog. Anímate a contarme que te ha parecido la entrada.

No está permitido el Spam y los comentarios ofensivos. Serán borrados de inmediato.