viernes, 11 de marzo de 2016

CR21 (2)



Reconstrucción completa de tejido al 25%


Observo la cápsula donde CR21 permanece estable. Su estado al entrar en la nave era deplorable; su piel exterior estaba despegada y carbonizada, dejando a la vista gran parte de sus circuitos internos. Helen me devuelve a la realidad cuando entra a la habitación con una bandeja y un par de batidos proteínicos.


-No te preocupes, se pondrá bien. –Me alcanza uno de los botes y me tranquiliza poniéndome la mano en el hombro. –Haría falta algo más que un campo de esteroides para acabar con ella.


Me encojo de hombros y sorbo. 
-Lo sé, pero... –Las imágenes del ascensor se vuelven a repetir en mi cabeza, el fuerte viento, las rocas, el golpe... –Pero, ¿y si no recuerda nada? Su placa base estaba muy dañada.


-Esperaremos a ver qué pasa.


Permanezco gran parte del día comprobando el estado de la androide, que permanece constante, hasta que pasada la medianoche terrestre, despierta.


Me acerco a ella y levanto la cubierta de la cápsula de reparación. Ella pestañea un par de veces y enfoca la mirada hacia mí.


-¿Cómo te encuentras?


Frunce el ceño, como si tratará de encontrar una respuesta adecuada.


-Me siento...bien. Muy bien.


Retrocedo unos centímetros, extrañada. Su tono de voz ha cambiado por completo, casi como si estuviera...viva.


-¿Qué recuerdas?


CR21 se incorpora y se sujeta la parte posterior de la cabeza con fuerza. Sus ojos han adquirido un brillo diferente, con un resplandor más claro, tiene sentimiento en la mirada.


-Recuerdo la reparación. También que usted me llamó y yo acudí, después... Solo negro. –Se presiona cada vez más fuerte la cabeza. –No sé muy bien que es este sentimiento, pero no me encuentro bien... Creo que es... Dolor.


Mi cerebro no es capaz de comprender. Los androides no tienen capacidad para sentir dolor, ni si quiera CR21. Trato de calmarla, pero está muy excitada.


-Escúchame. –De pronto se calma y me mira fijamente. Ese fulgor en su mirada me desconcierta cada vez mas. –Estás bien, ¿de acuerdo? No es posible que sientas dolor, no estas...viva.


Veo como se tensa y me arrepiento de lo que acabo de decir.


-¿No estoy viva?


Mi mente intenta pensar una respuesta lo más rápido posible, debo hacerla entender la situación.


-No me has entendido bien. –La acaricio el rostro mientras veo como se relaja. –Eres un androide, tu forma de vida es diferente a la mía. Eres un sistema de vida independiente y artificial, tu sistema no puede sentir dolor.


Finalmente se sienta en el habitáculo de la cápsula y baja la mirada.


-¿Pero estoy viva?


-En cierto modo, si. –Viendo que ha comprendido mi explicación decido probar algo. –Quiero enseñarte una cosa.


Desengancho la cápsula y la llevo a través de los pasillos inferiores hasta mi laboratorio. Allí la muestro una rata corriente y una robótica con inteligencia artificial.


-¿Ves a estas ratas? Yo soy como esta. –Señalo la primera y ella asiente. –Y tú como esta. Ambas viven por si solas, pero la rata robot fue creada por el hombre con un propósito, al igual que tú. Ahora observa.


Agarro una vara electrificada y rozo levemente la piel del animal, que salta al notar la descarga. En cambio cuando toco a la rata robótica, ni si quiera se mueve.


-¿Lo ves? –Asiente, complacida con el resultado. –Ahora te lo haré a ti, y veras como no sientes nada.


CR21 sonríe y extiende el brazo con decisión. Entonces rozo su piel con la vara.


-¡Ay!


Ella retrocede rápidamente.


Le ha dolido...


Se mira las manos, totalmente desconcertada. Ahora está histérica, incapaz de comprender el porqué ha sentido la descarga.


Trato de sujetarla en el interior de la cápsula, pero CR21 no para de moverse.


-Cálmate, por favor, no pasa nada.


De pronto golpea con fuerza el habitáculo y aterriza en el suelo. Se levanta y empieza a correr. La persigo a través de los pasillos lo más deprisa que puedo, gritándola que se detenga, pero es mucho más rápida que yo.



Al llegar a una intersección, golpea el panel de control, inutilizando la puerta, que baja a toda velocidad, cortándome el paso.


-¡Ábreme! –Trato de calmarme y la suplico a través de la puerta. -¡Por favor, escúchame!


No obtengo respuesta, con lo que deduzco que ha huido. Pienso en que hará a continuación. Lo que más busca es encontrar la razón de su estado, el porqué siente dolor y emociones. Pero su placa estaba dañada, no puede acceder sin un enlace directo a los informes del servidor.



La sala principal.


Corro de nuevo hasta el laboratorio y enlazo con el pasillo superior. El recorrido es bastante más largo, pero con la puerta cerrada, no tengo otra alternativa.


Sin apenas respiración llego a la sala principal. Helen está enrollando unos cables amarillos y azules a lo largo de su brazo.


-¿A estado aquí? –Grito sin apenas aire en los pulmones.


-¿Quien?


-CR21, ¿ha estado aquí o no?


Helen frunce el ceño, extrañada ante mi pregunta.


-Si... Dejó una cosa y se fue. –Me sonríe y deja los cables en el suelo.-Me alegro de que se haya recuperado tan deprisa.


Miro en la mesa, en busca de lo que puede haber dejado. Finalmente reconozco un objeto, ajado y polvoriento.


Su libro.


Al abrirlo compruebo que ha arrancado gran parte de las primeras hojas.


Me entristezco enormemente al ver que ha dañado algo tan hermoso. Comienzo a pasar las hojas, intentando no dañarlas más.


De pronto mi cerebro colapsa.


Con enormes letras a escrito.


EL DOLOR HACE HUMANO


LA EXISTENCIA HUMANA NO ES ADMISIBLE


SU DESAPARICIÓN ES UNA OPCIÓN VIABLE


Trato de reprimir un grito de horror.


Su placa base dañada ha tratado de cargar algo que no comprende y eso ha terminado enloqueciéndola. Helen observa con los ojos muy abiertos las páginas y me dirige una mirada de preocupación.



-Tenemos que encontrarla. Y rápido.

http://compasesrotosips.blogspot.com.es/2016/02/cr21-1.html
  

1 comentario:

  1. Me ha gustado muchísimo. Y me has dejado con el corazón en la boca con ese final.

    Estaré atenta al próximo capítulo.

    Bye!

    ResponderEliminar

Los comentarios dan vida a este blog. Anímate a contarme que te ha parecido la entrada.

No está permitido el Spam y los comentarios ofensivos. Serán borrados de inmediato.