lunes, 12 de octubre de 2015

El porqué de nuestros personajes preferidos (Respuesta al debate de Nedylene A'Daragon)

¡¡Hola Compaseros!!

Si, lo sé. Llevo una temporadita despotricando y fangirleando demasiado por el blog con mis personajes favoritos, pero prometo que después de esta entrada recobraré la razón (AQUÍ y AQUÍ están las pruebas del delito

Peeeeero hace un tiempo

¿El bien? ¿El mal? ¿Ambos?

Castiel vs Crowley
(Sobrenatural)



En lo que se refiere a quedarme con los buenos o los malos, siempre me he encontrado con una dificultad, especialmente si ambos personajes tienen una trayectoria considerable en la serie (11 temporadas dan para mucho, os lo aseguro). Si me dieran a elegir entre Castiel, el ángel guerrero, leal a los Winchester y Crowley, Rey del Infierno y de los Cruces de Caminos, no sería capaz de escoger.

Cada uno tiene sus pros y sus contras, no son personajes totalmente planos, si no que ha medida que avanza la serie sus intereses cambian, y con ello, su forma de ser y actual. Castiel es tremendamente tierno en ciertas épocas de las serie y en otras se vuelve pasteloso y soso. Crowley es el carisma encarnado en un cuerpo, pero en ocasiones su excesivo egocentrismo me saca de quicio. Ese es mi dilema entre la elección de un favorito.


Amor vs. Odio

Sherlock Holmes
 (Sherlock)


El icono personaje de Arthur Conan Doyle versionado por la BBC fue mi perdición.
Pero no siempre le tuve tanto cariño, me costó mucho hacerme a la idea de que fuera un engreído sociópata con serios problemas con la nicotina, pero eso fue justamente lo que hizo que me enamorara perdidamente de él. En ocasiones, la forma de ser de un personaje es lo único que necesitas para hacer que te guste.

En más de una ocasión sus idas de olla me han hecho tirarme de los pelos y gritarle a la pantalla, pero, ¿que sería de Sherlock Holmes si no le odiáramos un poquito?

¿Que pasaría si...?

Jesse Pinkman
(Breaking Bad)


Desde que empecé a ver Breaking Bad a principios de verano, supe algo. Jesse Pinkman es como veneno para mi cerebro. Su arrogancia es tremendamente atrayente, sus momentos tiernos hace que me derrita y su relación con Walter White le da un transfondo muy interesante y que logre que evoluciones y cambie con la serie.

Si a eso le sumamos todo lo que le rodea (una fotografía espectacular, un guión bien llevado...), Jesse Pinkman se ha colado con mucha fuerza entre mis favoritos.

El pícaro mujeriego
 
Ragnar Lothbrok
(Vikingos) 


Desconozco si será la labia que gasta, los ojos intensamente azules o sus ansias de adueñarse de toda la tierra que pisa, pero pese a ser un verdadero dolor de cabeza con los asuntos que se refieren a mujeres y "lealtad matrimonial", Ragnar me vuelve loca.

No es el típico vikingo descerebrado que actúa sin pensar, siempre lo hace por sus propios fines y usa la lógica, la palabra y los tratados. Y si eso no funciona, bueno, también es bastante mañoso con el hacha.

Me molan los villanos

Loki y The Joker
(Los Vengadores) (Batman) 


  
Admitamoslo, los villanos siempre logran hacer que nos quedemos con ganas de más. Puede que sea por su diabólica forma de pensar o porque nos gusta darle una pizca de maldad al asunto.
En esta categoría hay dos indiscutibles favoritos.

El dios de los engaños, carismático y con ansias de conquista, Loki.
El anarquista, amante de la locura y tremendamente impredecible, El Joker.

Ambos poseen algo que consiguen que me atraigan, ¿será que en el fondo tengo corazón de villana?

Gracioso, leal y adorable, mezcla perfecta

Star Lord
 (Los Guardianes de la Galaxia)


Desde que vi por primera vez el trailer de Guardianes de la Galaxia, sabía que Star Lord/ Peter Quill, iba a gustarme. Supongo que es ese humor desenfadado, esa vena irresponsable o que en el fondo solo quiere ayudar a lo que le rodean.

Todos estos atributos juntos crean una mezcla perfecta que consigue que cada vez que sale en la pantalla, mi cerebro desconecte completamente.

El épico aventurero

El Doctor
(Doctor Who) 


No importa el rostro o la edad que tenga: el Doctor sigue estando ahí. Un aventurero, leal, valiente y lleno de sorpresas. 
Creo que la explicación es muy obvia. Imaginarme mi vida en la TARDIS, surcando el tiempo y el espacio, junto a un señor del tiempo, metiéndome en líos, salvando mundos, descubriendo lugares inexplorados...
La aventura me llama, me voy con El Doctor.

Engreído e infantil pero con un gran corazón (o sin él)

Howl Jenkings
(El Castillo Ambulante)


El gran problema de personajes como Howl, es el intentar ser lo que no son. La máscara de hombre infantil y caprichoso acaba cayendo por su propio peso, y eso es lo que realmente me gusta. En ocasiones se imponen esta forma de ser para protegerse a si mismos o a la gente que les importa.

Si a esto le sumamos la estética mágica y misteriosa que rodea a Howl, se vuelve irresistible.

No me interesa demasiado la cordura

Dr. Hannibal Lecter
(El Silencio de los Corderos) 


Lo admito. La cordura en ocasiones me resulta aburrida. ¿Qué sería del mundo sin una pizca de locura? Aburrido, ¿verdad?
El Dr. Hannibal Lecter es un prestigioso hombre de ciencia, que, aunque tenga cierto gustillo por la sangre y la matanza y sus gustos culinarios sean de los más gore, es uno de los personajes más carismáticos que he conocido. La forma de planear sus actos, su relación con Clarice Starling, la calma que precede a la tempestad... Es único.

¡Vivan los antihéroes!

Hellboy
 (Hellboy)


Como ya he dicho algunas veces, los héroes tradicionales no me gustan especialmente. Los encuentro planos y en ocasiones artificiales. Para que un personaje me guste debe tener un transfondo, más de una cara que mostrar.

En esta categoría pondré a mis antiheroe preferido, Hellboy. Un ser de procedencia misteriosa, cuya única esperanza de lograr integrarse en un mundo que lo ve como un monstruo, es salvándolo de los verdaderos monstruos.


Y hasta aquíí la respuesta al debate que inició



4 comentarios:

  1. ¡Hola Lena!

    La verdad es que coincido bastante con tu opinión en general. Generalmente me molan los villanos xD Y muchos de los que comentas, lo corroboro sin dudarlo (como Jesse, Howl, El Joker, etc.).

    Interesante desde luego y ya que me gustó verlo por parte de Nedylene, ha estado bien que lo traigas tú también.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Lena :DDD

    Perdona que no contestara antes, he tenido algo de lío esta semana :S
    Mil gracias por hacer la entrada y contestarla! ^^ Ha sido genial ver la lista de personajes, me ha encantado que hayas explicado el porqué de algunos personajes y lo que te gustan de ellos, quizás me anime a hacerla como tú, es una genial idea para verlo.
    Coincido bastante en algunos, ¡hasta has puesto la imagen de Howl que adoro!

    Besos preciosa! Espero que estés pasando buen finde!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu selección Lena!!!
    Yo no se por qué me pasa lo mismo que a tí. me atraen muchísimo los villanos, los personajes complejos y los antihéroes, y que seguramente si fueran reales, los querría bien lejos de mí XDDD

    Genial entrada, Lena! Que tengas un buen fin de semana. bonita!

    ResponderEliminar
  4. Hola Lena!!

    No sé porque pero creo que a todas las chicas nos atraen los chicos malos/traviesos/misteriosos, estoy 100% segura de que todas hemos pasado por esa época o seguimos en ella (yo incluida en esta última ;D). Tal vez porque nos desafían, nos tienen con las emociones siempre a flor de piel o porque simplemente nos la pasamos genial con ellos.

    Me encantó tu entrada, coincidimos en casi todos, mi preferido Howl XD

    Besos!!

    ResponderEliminar

Los comentarios dan vida a este blog. Anímate a contarme que te ha parecido la entrada.

No está permitido el Spam y los comentarios ofensivos. Serán borrados de inmediato.