martes, 29 de julio de 2014

Guerra

 Primero se acerca
Como un suspiro

A lo lejos

¿No lo oyes?

Una sintonía macabra que anuncia el final

Tambores

Una marcha que arrasa todo a su paso

Que silencia con un solo toque



Pronto los murmullos adquieren fuerza

Se aproxima, cada vez mas deprisa

El corazón se acelera

Los tambores ahora resuenan en todas partes

Ya no hay susurros ni murmullos

Solo gritos

El horror se extiende

Una plaga que aplasta la esperanza

Deja tras ella un rastro de sangre y lágrimas derramadas

¿Te escondes?

Ella te encuentra

No se salva nadie

Ni hombres

Ni niños


No importa quien seas

Ella no hace excepciones

Se adentra en tus pulmones como el humo

En tu corazón como la sangre

Te deja seco

Solo deja los huesos y un alma tortura

Lo cubre todo

Ciega a los mas poderosos

Los vuelve ilusos

Pero incluso ellos caen bajo su yugo

Las pupilas se dilatan

Ya la ves llegar

Entonces descubres como lo ha arrasado todo a su paso

No tiene forma ni color

Pero todos conocen su nombre

 Tiemblan al oírlo

Al pronunciarlo

Guerra


miércoles, 23 de julio de 2014

Mi experiencia por Italia. Partida y Regreso (1)




Hello Compaserooos

¿Recordais que hace una eternidad dije que haría una entrada sobre mi viaje a Italia?

Pues aquí está.

Los exámenes, las matriculas, el principio del veranito... Todo se me ha ido juntando y no he podido prepararla antes.
Al ser tantas fotos, hoy os traigo la primera parte, con Barcelona y Roma, y en cuanto pueda subiré la segunda, por Florencia, Pisa y Siena.

ADVIERTO que es una entrada bastante larga y que las fotos son caseras, pero están hechas lo mejor que he podido, espero que os gusten.

Comencemos

El día 5 de mayo inicié un pequeña aventura que os aseguro que no olvidaré, especialmente la madrugada que tuve que darme para llegar al autobús rumbo a...

BARCELONA


Esta ciudad es un gran contraste, el modernismo y la actualidad en armonía. En las calles se respira un ambiente de gran ciudad.



 Las Ramblas fue algo genial, no solo por la cantidad de puestos, turistas y comercios, si no porque es uno de los centros turísticos mas importantes de la ciudad.


 Por supuesto no podían faltar un par de fotos del Liceo y el Teatro Principal. 

Fue una pena que estuviésemos solo unas horas, hubiera disfrutado en cantidad recorriendo Barcelona, pero bueno, fue bonito todo lo que vimos, en especial La Catedral del Mar.

 

Lo primero que pensé fue en que su blancura y esbeltez producían una extraña sensación de frescura.
A sus pies siempre hay algún espectáculo callejero, pero atrae a tanta gente que no pudimos casi acercarnos.


A últimas horas de la tarde emprendimos el camino hacia el puerto, donde cogeríamos el tren hacia Civitavecchia, el "Puerto de Roma", y lo digo entrecomillado ya que está a 80 km de Roma, pero es la ciudad principal a donde comunica este puerto.


 Lo cierto es que estaba bastante nerviosa, era la primera vez que montaba en barco, pero estaba dispuesta a pasar por lo que fuera.



 Esta era nuestro camarote, pequeñito pero muy acogedor (mi cama era la de abajo a la derecha, la de veces que me di en la cabeza con la litera de arriba... Inconvenientes de ser un poco alta)


Por supuesto en este viaje no pensaba irme sin una buena lectura, asi que escogí La Brújula Dorada y una buena guia de Italiano para turistas (No os imaginais de las veces que me salvó de un aprieto)

Tras una noche bastante movida, con un tiempo peor de lo esperado y muchas, pero que muchas vueltas en la cama, llegamos a...

 

A eso de la medianoche pisamos suelo italiano. Agotados y con ganas de dormir en una cama que se mantuviera quieta, llegamos al hotel. Una preciosidad donde nos trataron a cuerpo de rey.


Bonito, ¿verdad?

 

 

Estas somos mis compañeras de habitación y yo, con las que fue un placer viajar y compartir esta experiencia.

 Nuestra primera parada fue El Vaticano.


 

 

Este lugar es imponente, las columnas que recorren toda la plaza son enormes y la Basílica por dentro te deja sin habla.


Absolutamente todo está ornamentado y decorado, tanto las paredes como el techo de la capilla, con cientos de estatuas en todo el recinto.

La mas conocida es la Piedad de Miguel Ángel, pero a causa de un incidente hace unos años, donde un hombre trató de agujerear la estatua, está protegida con un cristal de varios centímetros de espesor, lo que hace imposible sacar una foto decente.

Tuve que conformarme con una postal...


el Baldaquino de San Pedro fue lo que mas me gustó, sus columnas están adornadas con cientos de escenas y vista de lejos se asemejan a una hiedra que recorre la estructura.

 

 Pudimos visitar las Grutas Vaticanas. A los que ya me conozcáis, sabréis que me encantan estas cosas, y que el estar rodeada de tumbas nunca fue un problema para mi, especialmente cuando están así de cuidadas.

 

 Al salir de la Basílica nos dirigimos a los Museos Vaticanos. Estos museos son inmensos, y se tardan varias horas en recorrer todo el edificio, pero merece la pena el esfuerzo por ver la cantidad de obras de arte que exponen en su interior.


La pena es que en algunas de sus salas no permitían hacer fotos, incluso en la Capilla Sixtina, donde había una extrema seguridad.

Pero estas son las obras que mas me gustaron.


Al principio de la visita hay una sección dedicada enteramente a Egipto, esta fue la escultura que mas me impactó, representando a Anubis, dios de los muertos.
 

 En esta misma sección había una escultura de Apis, el dios toro. (¿Se nota mucho que soy una amante de la cultura egipcia?)


A quien voy a engañar, adoro a los gatos.

 

Las representaciones de ríos son muy interesantes, humanizar a algo tan abstracto es digno de mención.


Esta sala fue una de mis preferidas, a lo largo de toda la estancia podías ver todos los dioses griegos de la antigüedad, desde los tres principales hasta los hijos de Zeus.

Estas son solo las que mejor salieron y mas me gustaron, pero tengo mas de 100 fotos solo de este museo.


El Castillo de Sant'Angelo. No pudimos visitarlo, pero me sentí por un momento como Robert Langdon en Ángeles y Demonios.


Puedes encontrarte artistas profesionales en cada esquina, lo que hace que la cuidad tenga mas encanto todavía.


El Palazzo Pamphili en Piazza Navonna. Es una gigantesca plaza coronada por la fuente que Bernini diseñó, la Fuente de los Cuatro Ríos, que vista de cerca es preciosa y bastante mas grande de lo que cabe imaginar.

 


Ya al final de la tarde fuimos a ver el Panteón, construido sobre las ruinas del templo original, conservando el diseño.


 

El interior es una gigantesca cúpula, coronada por un pequeño orificio en la parte de arriba que hace que un rayo de luz ilumine el centro de la estancia. Tan solo tenéis que ver la cantidad de cabeza que tuve que evitar que salieran para saber la gente que había dentro.

Y finalmente la preciosa e inigualable Fontana de Trevi.


Vista de cerca es increíble, no solo por lo grande y bien cuidada que está, si no porque todos hemos soñado alguna vez con lanzar una moneda a su interior y pedir un deseo, ¿no?


Aquí tenia que hacerme una foto si o si.



Roma está llena de Vespas, de todos los tamaños, tipos y colores, pero ninguna como el diseño original.
Quien fuera Audrey Hepburn para que un guapo Gregory Peck nos llevase de paseo.



 La plaza de España fue muy buena elección para el final de la tarde.




La embajada con su banderita


En nuestro segundo día nos llevaron a ver la parte Imperial. Pero a esas alturas nosotros estábamos agotados, y mas si nos levantan a la 7 de la mañana...

Pero mereció la pena, solo ver el Coliseo levantaria el ánimo a cualquiera.




 Tantos años y un par de terremotos le han pasado mella, pero sigue manteniendo un estilo único. Si sus piedras pudieran hablar...


 


 Aquí no faltaba la foto


Al salir del Coliseo fuimos a la iglesia menor de San Pietro in Vincoli, donde está el Moisés de Miguel Ángel, una escultura de casi 3 metros de altura.


En esta misma iglesia pude fotografiar mi escultura preferida del viaje. Preciosa, ¿verdad?

 Al principio de la tarde fuimos hasta el Foro Romano, donde se encuentran la mayor cantidad de ruinas del Imperio.




Estos son los restos del Templo de Vesta, una de las zonas mas hermosas de todo el Foro.


 Pero lo conocido es el Arco de Tito. Por dentro está totalmente adornado, representando el triunfo del emperador frente a los judíos.


Aquí el símbolo de nacimiento de Roma, la Loba Capitolina dando de mamar a Romulo y Remo, cerca del Ayuntamiento.


 Había un montón de Carabinieri por toda la zona, ya que había tenido lugar una manifestación a primeras horas de la mañana.


Otro de los símbolos de Roma, la Boca della Verita. Creo que dije la verdad, sigo con la mano intacta jeje.

Y por fin llegamos a la zona de Roma que me robó el corazón el Trastevere. No solo fue por sus hermosas calles y que no están tan atestadas de turistas como el centro, si no ese encanto natural que desprende. Sencillamente único.




En este viaje no podía falta una buena librería.



 


Espero que no se os haya hecho demasiado pesado, pero estas cosas solo se viven una vez y me hace muchisima ilusión poder contároslo.

Y hasta aquí la primera parte de mi viaje a Italia, en el próximo Florencia y Siena.



Un beso