miércoles, 29 de enero de 2014

Me bastó con una mirada



 

El amor es algo que no debemos plantearnos. Se vive, se siente, se disfruta y se deja.  

Me había repetido esa frase durante tanto tiempo que terminó perdiendo su significado original. Ya no era nada más que eso, palabras.

No le amaba, nunca lo hice, pero me había convencido a mi misma de que era lo mejor, lo correcto, hasta que él se cansó de mis dudas y se marchó sin decir ni si quiera adiós.

Me equivoqué y terminé sola de nuevo, buscando un significado nuevo a mi vida. Una cuerda de salvación a la que agarrarme.

Vagaba día tras día por aquella interminable calle principal, tratando de ser algo, de volver a ser alguien.

Entonces una luz me hizo girar la cabeza y admirar un milagro natural.

Ella estaba llena de vida, con un enorme paraguas color aguamarina y una sonrisa que logró paliar todos mis males. Era como si todos los colores del mundo se hubieran unido bajo aquel paraguas y la convirtieran en un ser angelical.

La seguí, como a la luz al final del túnel que nos conduce al paraíso.

¿Qué estaba haciendo? Ni lo sabía, ni me importaba. Era el ser más hermoso que mis ojos jamás contemplarían. Temía que no fuera real, que mi mente lo hubiera creado para no sufrir más, pero no, la realidad me golpeó con toda su furia hasta perder el equilibrio. Tan absorta estaba en aquella mujer, que mis pies fallaron y el resto de mi cuerpo los siguió, aterrizando forzosamente en el suelo.

No recuerdo mucho de los minutos siguientes, tan solo un hermoso rostro tratando de hacerme reaccionar y unas delicadas manos ayudándome a levantar.

Ella sonrió al verme y yo me sonrojé como una colegiala.

-Yo ... café ... querría ...

En mi cerebro sonaba mucho mejor, eso es cierto, pero ella asintió y me resguardó bajo su paraguas.

- Acepto con gusto ese café.

Allí empezó todo, con un café frio, decenas de servilletas para secarme y muchas risas. No podía olvidarla así como así, con lo cual le pedí volver verla. El siguiente café llevó a otro y ese a otro.

Casi un mes más tarde el corazón me pedía sincerarme con aquella hermosa joven que había logrado cautivarme, pero mi razón dudaba. ¿Y si ella no sentía lo mismo? ¿Y si no aceptaba mis sentimientos? ¿Y si...?

No me podía cuestionar mas, las dudas habían sido mi perdición en el pasado, debía hacerlo.

Una tarde la llevé de nuevo al café donde todo comenzó y nos sentamos en la mesita del fondo. Ella estaba radiante, con su jersey azul y un pantalón blanco. Su melena pelirroja estaba suelta y ondulada, como una cascada de fuego. Ni si quiera era capaz de mirarla a los ojos, estaba demasiado nerviosa

-Eva, yo... Querría confesarte algo. Algo importante. – Mi boca titubeaba, no podía hacerlo. – Me gustaría decirte...

Ella llevó sus dedos a mis labios y detuvo mis torpes palabras.

-De nuevo te fallan las palabras. No digas mas, princesa.

Su rostro se acercó y una corriente de 1200 voltios recorrió mi cuerpo. Volcanes, huracanes, tsunamis... No eran nada comparados con la pasión de aquel beso. Sus caricias se derretían en mi ardiente rostro. Fuego y hielo en perfecta armonía.

-Te quiero. -La susurré

Ella alzó una ceja y dibujó una sonrisa traviesa mientras se acercaba de nuevo.

-Una frase bien hecha y sin titubeos, me gusta como suena. –Me besó lentamente en la mejilla y suspiró. – Yo también te quiero.

Ella era mi musa, mi bálsamo, mi mejor opción. La dama que me hizo comprender que el amor era lo mejor del ser humano, su cualidad más hermosa, más sincera.

 -.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-
 -.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-


Este fue el relato que presenté al concurso "Liberando la Imaginación" de Retazos de una vida y Canción Destartalada (Un besazo enorme para su administradora, que es una de mis mayores comentaristas y un cielo de chica). No hubo suerte, pero me encantó participar, era un tema novedoso del que nunca había escrito y me animé.
Espero que os haya gustado.

lunes, 20 de enero de 2014

De Blanco y Negro


1er Acto: Amantes

-No me abandones Marshall, no quiero...no puedo vivir sin ti a mi lado.

Él la sostiene entre sus brazos y la mira directamente a los ojos. El beso es silencioso pero conmovedor, de esos de final de película.

Ambos se abrazan, mientras ella llora de felicidad.

Entonces alguien lejano exclama.

-¡Corten! – El director se levanta de la silla e indica al cámara que cese de grabar. – Una toma perfecta. Creo que con esto podemos dar por terminado el rodaje.

El equipo se deshace en aplausos y ovaciones. La muchacha se aleja del tumulto que la reclama y marcha hacia su camerino. Un hombre logra alcanzarla, caminando a su lado.

-Un trabajo excelente Dotty. – La entrega un pequeño ramo con cientos de tarjetas adheridas al plástico que lo envuelve. – He atrasado la sesión fotográfica de mañana de las siete a las nueve, para que puedas tomarte un descanso antes.

Ella sonríe y recoge el ramo.

- Albert, eres un cielo. – Abre la puerta y avanza hasta el interior.- ¿Qué haría yo sin mi agente, siempre efectivo y servicial?

-Aburrirte. –Él cierra la puerta tras de sí y se abalanza hacia la joven.

Ambos de unen en un beso apasionado, perfecto. Este no tiene cámaras ni micrófono, es un beso de la vida real. Albert logra librarse de su chaqueta de pana mientras busca a tientas la cremallera del vestido de Dotty.

- Atrasar la sesión para tener unas horas de diversión...- Dotty sonríe pícaramente mientras acaricia el rostro de Albert.- Me gusta la idea.

---------------------------------------------------------------------------------------------------
---------------------------------------------------------------------------------------------------

2º Acto: Malentendidos

El estudio se vacía lentamente mientras Albert recoge sus pertenencias del despacho. Observa a través de las ventanas como una mujer sube con paso ligero las escalerillas y se acerca a la puerta.

Agatha, de nuevo.

-¿Por qué a mí? –Suspira, mientras cae rendido en el sillón que hay junto a la mesa, tratando de empequeñecer para que ella no le torture de nuevo.

Agatha entra como un vendaval, dispuesta a intentar convencerle para salir a cenar.

-¿Albert? –Agatha muestra una sonrisa de oreja a oreja. – Te buscaba...

Él denota cierto titubeo en sus palabras, producido posiblemente por la cantidad de champán que ella lleva encima. Ebria, Agatha resultaba aún mas agobiante. 

- Odio que ignores mis llamadas telefónicas. –Se acerca insinuante, tambaleándose lentamente a causa del alcohol. -¿Puedo invitarte a una copita?

De pronto Agatha explota en una risa histérica, demasiado exagerada para Albert, que trata de escabullirse por la puerta del despacho. La risa cesa y Agatha se lanza hacia él, impidiéndole el paso.

- Suéltame Agatha, estas muy bebida. –Ella niega con la cabeza sin poder parar de sonreír. –Márchate, por favor.

-No sin un beso de despedida.

Entonces ella le agarra de los pliegues de la chaqueta y le besa con fuerza. Albert trata de quitársela de encima, pero se niega a soltarle. Ambos comienzan a girar de forma extraña por la habitación, hasta que Albert queda paralelo a la puerta, viendo que no están solos...

Dotty permanece en la puerta, con un periódico arrugado entre las manos y los ojos llenos de lágrimas.
Lo arroja al suelo y comienza a correr lejos de la oficina.

-¡Dotty! -Grita Albert, liberado al fin del abrazo de Agatha. –Dotty...

Agatha abandona la habitación sin ser vista, consciente de su error. Albert continua de pie, sin moverse.

Está solo. 

Finalmente agarra el periódico arrugado de Dotty y lee la portada. 

12 de mayo de 1949

ENTREVISTA EXCLUSIVA A DOTTY CARVAN, LA ESTRELLA DE CINE QUE CAUTIVÓ AL PÚBLICO.

Albert acaricia lentamente la fotografía mientras sus lágrima destiñen el papel.

---------------------------------------------------------------------------------------------------
---------------------------------------------------------------------------------------------------

3er Acto: Corazones Rotos

Albert está destrozado. Dotty ignora sus llamadas, no se digna a dirigirle la palabra.
Cada vez que él trata de conversar o explicarle lo ocurrido, ella pasa de largo. No quiere verle, nunca más.
Permanece sentado en la sala de editado, observando como los fotogramas avanzan, creando la magia que pronto se proyectará en la pantalla. La magia que cientos de espectadores verán. La dama de blanco y negro de nuevo relucirá en la pantalla grande, su dama...

Está tan centrado en su pérdida que no oye la puerta abrirse, alguien entra.

-¿Albert? – Él se gira, esperando encontrarse a Dotty, pero es Agatha quién espera apoyada en el marco. - ¿Podemos hablar?

Albert asiente, cabizbajo. Ella toma asiento y observa como las imágenes avanzan a gran velocidad.

-Siento muchísimo lo que pasó ayer. No pretendía... No sabía que Dotty y tú...-Suspira y baja la cabeza, derrotada. –No tengo perdón.

Albert permanece silencioso, tratando de evitar hacer daño a nadie más. Agatha se levanta y anda hacia la puerta.

-Dotty reflexionara, solo tienes que darla un motivo lo suficientemente grande para hacerla entrar en razón.

Él se despide levantando la mano, sin decir palabra. Ella desaparece tras la puerta, sin hacer ruido.
Albert suspira, mientras piensa en la última frase de Agatha: “Una motivo lo suficientemente grande para hacerla entrar en razón...” 

¿Existe algúna razón para él?

Albert levanta la mirada, si que la tiene. Él ama a Dotty, más que a nada. No dejará que aquél estúpido error lo eche todo a perder. Debe recuperarla.

---------------------------------------------------------------------------------------------------
---------------------------------------------------------------------------------------------------

4º Acto: Oportunidades

Albert no puede parar, una fuerza invisible le empuja hacia su destino, el cine.

La película se estrena esa noche, todo estaba preparado. La ocasión había llegado, no debe desperdiciarla. El gentío que hay frente al cine grita entusiasmado, las estrellas recorren la alfombra mientras los flashes iluminan sus perfectas figuras.

Albert llega hasta la gente, pero no logra abrirse paso entre ella. No puede seguir avanzando. Entonces alguien tira de él en dirección contraria, es Agatha.

-¿Que haces? Necesito entrar para hablar con Dotty.

-Lo que hago es enmendar mi error, Albert. Voy a ayudarte a recuperarla.

Ambos llegan hasta la puerta trasera. No hay vigilantes, ¿Agatha tendrá algo que ver?

-Entra y cuéntale toda la verdad. No te detengas.

Albert sonríe complacido y comienza a correr a través de las entrañas del recinto, buscando a la mujer que ama.

Finalmente da con la sala principal. Allí está, un ángel entre la multitud... Albert circula por las butacas, cada vez mas cerca.

Dotty le mira, todavía resentida.

-Márchate, Albert.

-No me importa lo que me digas, Dotty. No me moveré de aquí.

Las luces se apagan, dejando a los dos a oscuras.

-¿Por qué debería escucharte? 

-Porque tengo una razón lo suficientemente grande. Yo no quiero a Agatha, te quiero a ti.- Unos extraño brillos ilumina el rostro de Albert. –Dotty, ¿te casarías conmigo?

No hacen falta las palabras, ambos se unen en un efusivo beso, mientras en la pantalla la dama de blanco y negro ilumina todo a su paso.

Un final de película en la vida real.


Por Lena J. Underworld, escritora y blog novela. Club literario "Vidas de Tinta y Papel".






martes, 14 de enero de 2014

Estimado Doctor


Estimado Doctor:

No soy hija de vampiro, hombre lobo o dios olímpico

Tampoco llevo varita, el anillo único o un sinsajo en la solapa 

No recibí mi carta de Hogwarts 

No competí en los Juegos del Hambre
 
No participé en la batalla por la Tierra Media,
 ni tenía una Death Note escondida en el cajón
 
Yo no nací en Gotham

La familia Addams no me invitó a su fiesta de disfraces, 
ni tuve el valor de pedirles una invitación...

Nunca logré encontrar la Oficina de Asuntos Gatunos

Tampoco surqué los mares a bordo de la Perla

Al buscar en el bosque, no encontré a Totoro 

No pude compartir piso con Sheldon y Leonard,
ni exploré el espacio en la nave Entreprise
 
No conocí al gran detective consultor

No pude unirme al ejército de Loki
  
Jamás encontré la Brújula Dorada 

Tampoco logré salvar al universo con una espada de luz 

No me convertí en un Killjoy

Mother War no me quiso llevar al Black Parade

Jack Skelleton no me pidió ayuda en Navidad, 
ni pude coger el ramo de la Novia Cadaver
 
Freddy no estaba en mis pesadillas
 
Jason no fue a visitarme
 
Aníbal no me invitó a cenar

Daryl y Michonne se negaron a llevarme a cazar caminantes con ellos

Marilyn nunca me felicitó en mi cumpleaños

Howl no me dejó entrar a su Castillo Ambulante

No pedí ayuda a los hermanos Winchester para buscar demonios

SHIELD no me llamó para unirme a Los Vengadores

No acompañé a Bilbo y la Compañía hasta la Montaña Solitaria

Nunca me emborraché con (el capitán) Jack Sparrow

 Por todo esto y miles de cosas mas que no pude o no me dejaron hacer te pido que vengas a recogerme en tu TARDIS y me permitas acompañarte a visitar mundos lejanos aún por descubrir.

Firmado

Una joven con demasiados sueños por cumplir



 

jueves, 9 de enero de 2014

Colinas de Escarcha



           La carretera avanzaba a toda velocidad tras la ventanilla mientras en el coche resonaba aquella vieja cinta de villancicos. De nuevo era navidad, de nuevo Bakewell nos daba la bienvenida. Todas las casas habían teñido de blanco sus tejados, rindiéndose ante el invierno.

Las calles que vieron a mi madre crecer eran estrechas y empedradas, mas difíciles todavía de transitar a causa de la nieve caída la noche anterior. Poco a poco recorrimos el pintoresco municipio, hasta llegar a la casa de mi tío Benjamin.

-¡Anna! –Exclamó al verme.- ¿Has crecido? Ya pareces una mujercita.

-Un año más vieja que el año pasado, tío Benny.

Miré con inquietud hacia el final de la calle. Estaría esperándome, no debía entretenerme.
Mi padre sonrió y me susurró.

-Puedes ir, pero no tardes mucho.

Sonreí, de nuevo volvería a verla, como todas las navidades.
 La nieve volvía a caer. Me até bien fuerte las botas, abrí mi paraguas de cuadros y comencé a andar.
Al final de la carretera había un camino que se perdía en la lejanía. 

Nada se oía. Tan solo los arboles se atrevían a cantar con la suave brisa invernal. Una valla cercaba el bosque de pinos. Altos, solemnes y blancos.

 
La nieve caía cada vez con más intensidad frente a mí, pero mi valiente paraguas me protegía de aquellos cristalitos blancos. El suave roce de mis botas me indicó que el sendero había desaparecido bajo aquel manto blanquecino. Ya estaba cerca.

Las ondulantes colinas se alzaban perezosas, vistiendo de nuevo su traje de invierno. El bosque de pinos se había quedado tras de mí, mostrando un nuevo paisaje, suave y apacible, como si fuera de algodón.
Al fin, allí estaba, a lo lejos.

Continuaba igual, con sus enormes paredes de piedra gris y ventanales de colores. La antigua casa de los Woodgate me saludaba de nuevo con su enorme torreón. Aquella no era una casa cualquiera, sus duras paredes llevaba cien inviernos resistiendo el frio, cada año más vieja que el anterior, más hermosa.

Mi padre me la enseñó cuando era niña. Me contaba historias sobre fantasmas y brujas, pero yo siempre le ignoraba y disfrutaba admirando su fachada empedrada y su torreón de ladrillo negruzco. Siempre la visitaba un día antes de navidad. Era mi extraña tradición, mi última cosa que hacer antes del finalizar el año.

La imagen era única. Tras la valla de madera que me separaba de ella, un enorme campo blanco se alzaba poco a poco hasta lo más alto de la colina, donde pinos y abetos convivían frente a la casa. La colina continuaba ascendiendo hasta llegar a lo más alto, allí estaba ella, tan majestuosa como siempre.

-Me alegro mucho de volver a verte. Hasta el próximo año, vieja amiga...-Me despedí mientras agitaba mi paraguas.


Hoola Compaseros
Hoy os dejo por aquí el relato que presenté en su día al concurso de P. F. Roche de Erase una vez... (No hubo suerte, buaaa). Pero no me he desanimado (solo un poquito jeje)  y he decidido subirlo al blog a ver que os parece.
Espero que os haya gustado

martes, 7 de enero de 2014

Críticas Studio Ghibli (2) HARU Y EL REINO DE LOS GATOS

Tras tres dias sin Internet ni linea de teléfono, vuelvo a la carga con la segunda crítica de Studio Ghibli.



En esta ocasión le toca el turno a HARU Y EL REINO DE LOS GATOS

 

Me mucho llamó la atención su sencillez y su temática basada en los gatos. 

Ficha técnica

Dirección: Hiroyuki Morita

Producción: Hayao Miyazaki

Música: Tokuma Japan Communications

Sinopsis

Trata sobre una estudiante llamada Haru, es tímida y poco habladora, no posee demasiada fuerza de voluntad ni confianza en sí misma, además de una suerte nefasta. Un día por casualidad salva a un gato de ser atropellado. Ese gato no es ni más ni menos que el príncipe del Reino de los gatos. 

Crítica
Me llevé una grata sorpresa con esta película, porque en el fondo me sentí identificada con Haru. Es una joven bastante distraída y que la cuesta hablar con el chico que la gusta, es muy torpe y se lleva más de un porrazo a lo largo de la película.


El personaje más potente a demás de Haru es sin duda el Barón (Su nombre completo es  Barón Humbert von Gikkingen, impronunciable...) un gato de porcelana que cobra vida para ayudar a Haru en su extraña aventura. Lo más destacable es lo noble que resulta, se asemeja a un caballero ingles, supongo que por ello me gusta tanto.

 
Como personaje secundario me quedo con Muta, el enorme gato que siempre acompaña al Barón, cínico y muy bocazas hace que te rías a más no poder en ciertos momentos.
Si mezclamos estos personajes tan curiosos, un mundo repleto de gatos y la magia de Hayao Miyazaki tenemos una entretenida comedia de aventuras que merece ser vista al menos una vez.



En conclusión 

"Lo bueno y breve dos veces bueno. Con un toque de humor y muchos, muchos gatos, Haru nos muestra una cara diferente de las películas de Ghibli. Sencilla pero muy entretenida."

Nota final
8/10 

domingo, 5 de enero de 2014

Triple Premio

Hoola Compaseros

¿Qué tal llevais el 2014?
Hoy comienzo con los premios que me han ido otorgando estos meses. He decidido juntar tres en una sola entrada para no andar liada dia si dia tambien.

Bueno, empezamos con el Liebster Award que muy amablemente me nominó Cristian Redondo de Enajenación Reflexiva (Sus poemas son increibles, no dudeis en pasaros por alli).


Sus preguntas

1.¿Una montaña nevada o un lago helado?
Lago helado, es mas misterioso.
2. ¿Alguna tradición navideña?
Creo que ninguna en particular.
3. ¿Una canción que te guste escuchar cuando estás feliz? 
Lucky Strike de Maroon 5, me sube los ánimos instantáneamente


4. ¿Una película que te haga sonreír?
Yo creo que en estas fechas la película que mas me hace sonreir es "Love Actually", humor inglés en estado puro con un reparto único.
5. ¿Tu mayor hobby?
Escribir, indudablemente.
6. ¿Te gusta algún poeta?
Federico García Lorca, uno de los mas grandes.
7. ¿Ketchup o mostaza?
 Ketchup, no me gusta la mostaza.
8. ¿Primavera u otoño?
Otoño, adoro ver caer las hojas de los árboles.
9.¿Tu comida preferida?
Espaguetis con pimienta negra, me vuelven locaa.
10. ¿Cómo es tu forma de ser?
Creativa, distraida, cariñosa y muy imaginativa.
11. ¿Día o noche?
Prefiero la noche.

El segundo es Tu Blog es el mas Tierno, es la primera vez que me nominan a este premio y me hizo mucha ilusión. Me nominó la administradora de Hermosa Loucura, es un blog de reseñas completisimo y muy bien organizado, totalmente recomendable.


Primero 11 cosillas sobre mi:

1. No soporto el desorden, todo lo tengo que tener siempre organizado y limpio.
2. De pequeña quería ser masajista.
3. Le tengo miedo a las agujas (miedo no, panicooo)
4. Nunca me separo de mi Mp3.
5. Adoro la ciencia-ficción.
6. Adoro ver llover.
7. Casi nunca recuerdo lo que sueño.
8. Nunca me he mordido las uñas.
9. Cuando empiezo algo, si me lo propongo, no me para nadie.
10. Siempre me han gustado mas los gatos que los perros.
11. Mi ropa favorita... Vaqueros y playeras.

Ahora sus preguntas

1. ¿ Que habilidad especial te gustaría tener ?
Hacerme invisible, seria divertido.
2. ¿ Que pecado capital mejor te define ?
Creo que ninguno, siempre sido una chica muy buenecita.
3. ¿Tu autor(ra)  favorito?
Tonya Hurley, sus palabras me cautivan cada vez que la leo.
4. ¿Un libro que nunca recomendarías ?
Rescate por un perro de Patricia Highsmith, a demas de aburrido, lioso y cargante.
5. ¿Un país que te gustaría conocer ?
Egipto, aunque como esta ahora el asunto...mejor me espero unos años.
6. ¿ Que mas odias del mundo blogger ?
Estoy bastante contenta con él, no me puedo quejar.
7. ¿ Y que mas te gusta ?
La diversidad.
8. ¿ Un día de lluvia es perfecto para ...?
Verlo a traves de la ventana con una buena peli o un libro enorme.
9. ¿ Se pudieras ser un X-men, cual serias ?
Jean Grey, adoro a Fenix.
10. Dime uno de tus peores defectos.
Me distraigo con mucha facilidad.
11. Y una de tus mejores calidades.
Siempre escucho a las personas que lo necesitan.

En esta ocasión se me han juntado dos premios en los que tendria que nominar a muchisima gente, asi que no voy a nominar a nadie, todo el que quiera hacerlo, adelante =D

Y por último el que me ha concedido Gaby de Corazón de Fuego (La historia que escribe engancha, no os la perdais). Se trata del Guiño de Blogger, es la primera vez que me nominan, asi que voy a seguir paso a paso las instrucciones.


1-Copia y pega las normas de este premio, agradeciéndoselo a quien te ha nominado.
2- Responde las 5 preguntas que te han planteado.
3- Nomina a otros 5 blogs avisándoles de que lo han recibido con un comentario.
4- Crea 5 preguntas nuevas para tus nominados.
5- Recuerda que esto no es obligatorio, sino que es un guiño a ti y a tu blog, así que pásatelo bien ^^ 

1. ¿Opinión sobre algo que la mayoria de gente piensa contrariamente ti?
No lo se, no suelo opinar sobre cosas sobre las que estoy en contra.
2. ¿Libro favorito? Individual, no vale de sagas.
El Sustituto de Brenna Yovanoff
3. ¿Lugar favorito para leer?
Mi cama, tapada con las mantas y con una lamparita.
4. Responde a la primera palabra que te viene a la mente cuando yo digo: ¡¡ALFEÑIQUE!!
 Pequeñitoooo
5. Tienda de ropa favorita.
No tengo una concreta, me gusta tener un poco de todo.
 
En este premio si que voy a nominar, que son solo 5
 
 
Y mis preguntaas
 
1. ¿La última película que has visto en el cine?
2. ¿Tu mejor acompañante de viaje?
3. ¿Agua o bebidas con gas?
4. ¿Un plan perfecto para un domingo?
5. Una frase del último libro que leiste que te enamoró