viernes, 30 de agosto de 2013

Almas rebeldes



Somos seres que aun no han encontrado qué camino seguir. El lado disparatado de nosotros mismos, la eterna lucha del Dr. Jeckyll y Mr. Hyde, un Yin y un Yan que intenta convertirse en uno solo.

Pensamientos libres que buscan mejorar el mundo a su manera, pero no siempre elegimos con cabeza y podemos ser impulsivos y descuidados, no nos damos cuenta de quien tiene que recoger los trozos rotos que dejamos.

En el fondo somos pequeñas, minúsculas moléculas buscando a nuestras compañeras para formar un ente único, especial, vivo.

Estúpidos, inteligentes, cabezotas, chiflados, sensatos, imprudentes, obstinados, reflexivos, discretos, atrevidos, incomparables, inigualables, sinceros, locos, muy locos.

Somos todo eso y mucho más. Somos jóvenes que creen en su propia filosofía, haciendo nuestro propio camino, recorriéndolo a todo correr, saltando, brincando, disfrutando de una libertad infinita.

Somos almas rebeldes.


lunes, 26 de agosto de 2013

Me gusta aburrirme los domingos

Domingo

Si, ese día en que me levanto de la cama y me pregunto mientras bostezo. ¿Qué hago hoy?


El día avanza despacito, como si el tiempo se derritiera. Desayuno, comida. La tarde llega sin demasiada prisa.

Esas películas domigueras tan raras no me dejan pensar. Películas televisivas, ¿todas iguales? No lo se, me he quedado sopa antes de ver el final.

La familia llama al cabo de un rato. Me gustan las visitas, pero ellos parecen más interesados en la partida de cartas. Me ofrecen jugar, pero yo niego con la cabeza amablemente.

Me siento de nuevo en el sofá y observo como anuncian una nueva crema anti-edad. Anuncios pesados, dejadme en paz.

Mi familia desfila hacia la puerta. Ronda de besos y despedidas.

-Hasta el próximo domingo.-Susurro mientras empujo la puerta.

Entonces llega mi momento.

Subo hasta mi cuarto, cierro la puerta, me acomodo en la cama y agarro ese libro del segundo estante. Relax asegurado, mente abierta a las aventuras de algún extraño personajillo.


Definitivamente, me encantan los domingos.

sábado, 24 de agosto de 2013

Proximamente en Compases Rotos...



Maika. Rebelde e inconformista

Ivet. Con ansias de cambiar el mundo.

Yakira. Buscadora de su propia libertad

Roxane. Compasiva e inocente.

Ellas están más unidas de lo que realmente creen...


4 historias separadas por cientos de kilometros.


4 supervivientes decididas a salvar sus vidas.


4 adolescentes inmersas en el fin del mundo.


SANGRE, RESISTENCIA, VENGANZA E INOCENCIA

Estas seran las causas por las que estas muchachas deberan luchar para mantenerse con vida y evitar convertirse en victimas de la plaga que arrasa el planeta.


Tormenta de Sangre, proximamente aquí, en Compases Rotos.


 Aquí os dejamos un pequeño adelanto de la historia por capitulos que he estado preparando. Se trata de cuatro pequeñas historias contadas desde diferentes puntos de vista ante un mismo problema: Una invasión zombie. 

  
Será una historia mensual. Aún no tengo muy claro la fecha en la que empezaré a subir los capitulos, pero no tardare.

No te olvides de dejar tu comentario.


domingo, 18 de agosto de 2013

Dispara



 

Él continúa apuntándome. Le tiembla la mano, no se ve capaz de hacerlo.


-Dispara.


Se muerde el labio superior con saña y roza lentamente el gatillo con el dedo índice. Definitivamente no va a dispararme.

Le agarro del brazo, le giro la muñeca y le quito el arma de las manos. Ahora soy yo la que le apunta.


-Un balazo entre las cejas. Cero posibilidades.


Tiene los ojos como platos. Esta aterrorizado. Observo como se fija en mi pulso firme y mi postura, completamente erguida. Se asusta al ver como mis dedos se dirigen al gatillo.


No titubeo, disparo.


Un brusco sonido metálico llama su atención. No hay una bala en su cerebro, continua con vida. Levanto la pistola y le muestro el arma descargada. Suelta el aire lentamente, se siente aliviado ante la idea de haber sobrevivido a su primer entrenamiento conmigo.

Me dirijo a la mesa y coloco la pistola frente al resto. Él me mira y sonríe.


 -Por un segundo pensé de veras que ibas a dispararme.


Me hace gracia su inocencia. Le agarro por los hombros y lo zarandeo lentamente.


-Si disparase a todos los cadetes, el cuerpo hace mucho que se habría quedado vacío.-Le empujo hacia la puerta. -Pero si no aprendes a tomar decisiones rápidas no conseguirás impresionar al sargento, ni a mi tampoco.


Avanzamos por el estrecho pasillo hasta la cafetería. Olivia y Andrew permanecen sentados frente a un par de enormes tazas de café. Andrew se levanta y agarra a mi compañero del brazo.


-¿Otra derrota a manos de la Dama de Hierro?- Le guiña un ojo con disimulo y le lleva hasta la silla que hay 
 frente al armario.- Todos hemos sufrido esa tortura.


-Algunos lo afrontamos mejor que otros.-Olivia entrecruza los brazos.- Aún me acuerdo de como te pusiste a llorar cuando el sargento te sometió a ti a la prueba. Debería haberte hecho una foto.


Todos nos reímos menos Andrew. Su ego es comparable a sus malos consejos; no sirven para nada.

Acaba mi jornada. Otro día como policía local sin incidentes.

Veo a través de la ventana como habla con Olivia y Andrew, tiene madera, pero necesita algo más.


Me pongo el casco de la moto y arranco.


Lo conozco desde hace unos meses. Recuerdo como entró por primera vez en la comisaria, cabizbajo y asustado, recién salido de la academia.

Ya en casa me voy directa a la cama. Entrenar me deja exhausta, pero resulta reconfortante saber que en unos meses será un miembro útil de la policía y pasará de misiones de reconocimiento a patrullar la calle. Un policía de verdad.


Me giro y observo el reflejo de la ventana en el techo. Necesito dormir...


Me despierto de golpe. El teléfono me ha desvelado, algo ocurre.

Descuelgo y aguanto la respiración unos segundos.


-¿María? Soy Andrew, tienes que venir.


Su voz parece distinta, apagada y triste. Levantó la cabeza de la almohada y dejo los pies colgando de la cama.


-¿Qué ocurre? Pensé que Olivia estaba contigo. ¿Estáis bien?


-Olivia y yo estamos bien.- Hay una larga pausa, los nervios me invaden.-Se trata del nuevo...Le...le han atacado volviendo a casa.


Me sobresalto y salgo de la cama inmediatamente sin soltar el teléfono.


- ¿Quién ha sido? ¿Cuándo? ¿¡Ésta herido!?  Andrew dime que ha pasado.


Oigo un débil sollozo al otro lado. El estomago se me encoge de pronto. Andrew jamás llora...


-María...le han...le han disparado. Fue tan rápido que no pudo reaccionar.


Puedo oír a Olivia también. Se me llenan los ojos de lágrimas

¿Cómo puede haber ocurrido?


 Me pongo los zapatos y una chaqueta lo más rápido que puedo. Camino hasta la puerta y agarro las llaves de la moto.


-Andrew, tienes que decirme a que hospital se le han llevado, voy para allá en seguida.


Noto como Andrew deja de llorar y cambia su tono bruscamente.


-No me has entendido María.-Me paro en seco frente a la puerta.- Han disparado a Marcus en la cabeza. La muerte ha sido inmediata.... Lo siento mucho.


Suelto el teléfono y me desplomo en el suelo. La culpa me invade por completo.

Volvemos a la carga

Tras varios días sin ningún tipo de actividad en el blog, hoy regresamos al trabajo con dibujos y un relato nuevo. Como ya sabéis actualmente estamos participando en los Pandora Awards del blog Los Delirios de Pandora y esperamos pacientes el resultado. Os invito también a que participéis.

Proximamente nuestra administradora más misteriosa nos dejara caer por aquí una increíble historia por partes que subirá a este blog mensualmente. Os dejamos aquí la portada para que os pique la curiosidad...


Si todavía no lo habéis hecho, también podéis seguirmos en facebook.
Por aquí seguiremos escribiendo, escribiendo y escribiendo.


domingo, 4 de agosto de 2013

Participando en...Pandora Awards 2013

Actualmente estamos participando en los primeros premios del blog de nuestra compañera Pandora de "Los Delirios de Pandora"

Vosotros tambien podeis informaros y participar visitando su blog o haciendo click en el banner que hemos colocado aqui, en Compases Rotos. 

Un saludo desde aqui a Los Delirios de Pandora

Suerte a todos los que decidais participar.